River recuperó la alegría: le ganó a Platense y mantuvo la diferencia con San Lorenzo en la punta

Actualidad 22 de mayo de 2023 Por ECV
El equipo de Demichelis logró un trabajado triunfo con goles de Borja y Nacho. Y sigue como líder a cinco puntos del Ciclón.
5

Por Gastón Pestarino

El valor del triunfo para River fue que sirvió para volver a estirar a cinco puntos la ventaja con San Lorenzo en la punta del campeonato. No es poca cosa aunque parezca menos por el poco brillo de su juego: había salido a jugar en el Monumental con apenas dos de diferencia por primera vez en el torneo. Pero lo que este domingo alcanzó contra un Platense que le llevó peligro únicamente dos veces (en el gol y en un remate desviado), otro día puede no ser necesario ante un rival de mayor jerarquía: el equipo de Demichelis, como otras veces en la Liga y la Libertadores, mantuvo vivo a su adversario por la gran cantidad de pases mal dados y una alarmante falta de creatividad en el ataque.

 

Es que arrancó como para llevarse puesto a su rival y terminó encerrado en sus propias dudas. Fue un aluvión de 11 minutos, con llegadas, transiciones rápidas, tenencia total y desbordes constantes en los que River no solo consiguió el gol a través de una muy buena jugada sino que hacía pensar que se podrían seguir cuidando piernas en el segundo tiempo para el decisivo encuentro del jueves en Lima (hubo cinco cambios con respecto a Talleres). Pero no: ese error de Armani en la salida que derivó en un corner en el que el Pulpo quedó a mitad de camino tras el cabezazo de un Ronaldo Martínez que se elevó a lo Cristiano alteró todos los planes. El equipo no fue el mismo y mantuvo esa irregularidad hasta que Arasa pitó el final del juego.

 

Casi como si la victoria agónica en el superclásico le hubiera jugado en contra desde lo futbolístico, ante Talleres y Platense el líder bajó considerablemente su producción. A pesar del buen retorno de Aliendro a la titularidad (el más claro del mediocampo), River careció de juego elaborado y volvió a sufrir un problema viejo que parecía erradicado: contar con altísima posesión de pelota (69% a 31%) pero sin profundidad.

 

Y en ese sentido se notó que Enzo Pérez quedó bastante estático en campo propio, Palavecino no gravitó y las intervenciones de calidad de Nacho Fernández fueron más esporádicas que de costumbre. Además, al equipo le costó encontrar profundidad por las bandas: Enzo Díaz fue más correcto que incisivo y la positiva presencia de Solari por la derecha (participó de ambos goles) limitó a Casco en su recorrido, algo centralizado por momentos y bastante impreciso.

 

Un combo que le complicó el alimento a Borja, aunque el colombiano logró autoabastecerse como pocas veces en el semestre: la recuperación a lo Julián Álvarez que inició la jugada de su gol es apenas una muestra de lo colaborativo que se mostró tanto en ataque como en la recuperación.

 

Poder ofensivo que le faltó a Platense: a pesar de la buena actuación de Iván Rossi, quien cortó y distribuyó como único 5, la visita no pudo terminar de construir jugadas de peligro ni dejar a Servetto cerca de Armani. Aunque River caminó cerca de la cornisa por decisión propia, esta vez por imprecisiones en la salida más que por fallas en el retroceso o la marca. En ese contexto celebró la correcta vuelta de Rojas a la titularidad como primer central: la dupla con Paulo Díaz fue una prueba que Demichelis llevó a cabo pensando en el jueves, dado que González Pirez está suspendido y Mammana no llegaría por su sinovitis.

 

Más vale Plate(nse) en mano, fueron tres puntos más. Para volver a ser es mejor mirar a todos desde lejos.

www.ole.com.ar/river-plate/river-platense-liga-profesional-demichelis_0_QZ6UhAuQOD.html

ECV

Te puede interesar