La columna vertebral de la Selección: Dibu, Otamendi y Messi, los que nunca salieron

Actualidad 15 de diciembre de 2022 Por ECV
Los tres suman todos los minutos disputados por la Selección en este Mundial. Luego, los que lo siguen en la lista, dan una clara radiografía de la Argentina finalista.
5

Por Sergio Maffei

Lionel Scaloni utilizó a 24 jugadores los 26 que trajo al Mundial. Pero hubo tres jugadores que no sacó nunca, que jugaron todos los minutos y que se convirtieron, en los banderas de la Selección. El arquero, el central y el 10. Dibu Martínez, Otamendi y Messi. El héroe de los penales, el guerrero del fondo y el genio de la lámpara. Tres que, no por casualidad, están dentro de los cinco mejores jugadores del equipo en la cita máxima. Todos acumulan los 570 minutos que disputó el equipo en Qatar 2022.

 

 

Leo, sin dudas, está jugando su Mundial. No sólo viene rompiendo todos los récords que tenía en el camino en Qatar 2022, dejando atrás a varios pesos pesados del fútbol mundial, sino que está defendiendo varias de las razones por la que está disfrutando de su mejor Copa del Mundo. Y ni siquiera la dolencia que tuvo en el isquiotibial izquierdo en el partido con Croacia lo sacó de la cancha.

 

"A Leo lo voy a sacar sólo si me lo pide", dijo Scaloni sobre la presencia del capitán durante todos los minutos de todos los partidos. Ni siquiera fue necesario que lo guardara con Croacia, aun con la clasificación a la final definida: como no llegó la señal del 10, siguió en cancha. A tal punto llega el nivel de su presencia que está cerca de convertirse en el jugador con más minutos en la historia de los Mundiales: necesita sólo 24' más contra Francia, en la final, para superar a Paolo Maldini, el italiano que tiene el récord histórico con 2.2017' (Leo acumula 2.194).

 

El caso de Emiliano Martínez parece más lógico. El arquero, está claro, es difícil que salga excepto por bajo rendimiento o por lesión. Nada de eso ocurrió con Dibu, quien fue clave con esa última atajada en el choque ante Australia y decisivo en los penales con Holanda. Pero además, lo que transmite desde el fondo, aun cuando no ataja, esa garantía de seguridad omnipresente, es su valor agregado.

 

Lo de Otamendi tampoco debería sorprender, aunque está respaldado en su nivel. Es la muralla del equipo en el fondo, su líder espiritual y, acaso, el mejor defensor de este Mundial por sus números. Es el que más duelos ganados tiene (24), es el de más despejes (22), es el más acciones defensivas (38) y el de más intercepciones (7). Así llega a la final, a tope, para frenar el poderío del ataque francés.

 

Después, los minutos jugados por el resto también son una radiografía del equipo en este Mundial. Detrás de Dibu, Ota y Leo, viene Rodrigo De Paul. Sí, a pesar de que fue otro que estuvo tocado en lo físico y que llegó con lo justo al choque con Holanda, sólo salió en un partido: justamente en ese choque por cuartos. Por eso, tiene 500 minutos...

 

En el quinto lugar aparece Nahuel Molina. De sus números se desprenden que se quedó claramente con el puesto del lateral derecho. No sólo porque jugó cinco de los seis partidos (sólo salió con México), sino porque está en el top cinco con 478'. De todos modos, pese a eso, no tiene asegurada su presencia en la final: por la presencia de Mbappé, Scaloni también evalúa el ingreso de Montiel, quien tiene más marca que el hombre del Aleti.

 

Los nuevos

Al comienzo del Mundial, nada hacía pensar que, por caso, Enzo Fernández, Alexis Mac Allister y Julián Álvarez iban a tener más minutos jugados que Paredes, Di María o Lautaro Martínez, tres que eran una fija como titulares. Pero así es: el volante del Benfica, clave en el medio, se ganó el sexto lugar en presencias con 443 minutos, seguido por Alexis con 439. Luego, asoma el delantero del City con 364'. Sus ingresos, en aportes y en estadía en cancha, fueron determinantes.

 

A Fideo le sacó minutos la lesión que sufrió en el cuádriceps y que le impidió estar contra Australia, por eso disputó sólo 226'. Paredes perdió su lugar con Enzo, aunque con Croacia fue titular. De todos modos, con 206', está lejos de los números que se pensaba que podía tener en la previa: está 15°. Y Lautaro, no sólo quedó relegado por Julián, sino que tampoco tuvo mucho tiempo en cancha (202'), más allá de haber aportado el penal de la clasificación a semifinales ante Holanda.

 

En el lateral izquierdo, hay otra disputa pareja. Desde los números y desde el rendimiento. Acuña jugó más que Tagliafico (318 minutos), pero el ex Banfield tuvo un gran nivel, con mucha firmeza defensiva, en el choque con Croacia. La lucha está planteada y abierta para la final. Suma 252'.

 

Los que menos jugaron

Esa lista, claramente, la integran Armani y Rulli, quienes aun no entraron a la cancha en este Mundial y será difícil para ellos, como arqueros suplentes, poder hacerlo. Después, esa nómina la completan Foyth y Ángel Correa con cuatro minutos, Almada con seis y Dybala, acaso el más sorprendente, con sólo 16, los que ingresó contra Croacia. Con respecto a Paulo, se esperaba otra prestación. Pero llegó tocado en lo físico y le costó acomodarse luego al ritmo del Mundial.

ECV

Te puede interesar